miércoles, 4 de mayo de 2011

Bin Laden, Crisis Financiera y el Futuro a Construir

Ya hace un rato que no escribo, pero es por las salidas a comunidades y cierre de bimestre, etc. Sin embargo, no puedo dejar pasar la piquiña de comentar sobre el evento Bin Laden.

Entre tanta información y horribles y mórbidos vídeos de un hombre que por 10 años logro evadir al país más poderoso (supuestamente), mi esposo me llama la atención a como los medios nos desvían nuestra mirada (y pensamiento) de lo que sigue siendo importante hacia las menudencias de como dispusieron de su cuerpo, si se lo comieron o no los peces del mar, si Pakistán sabia o no sabía, etc, etc.

Me parecen inmensas las incongruencias de lo que ocurrió en la "mansión" millonaria donde asesinaron (porque obviamente no querían tomarlo vivo) a Bin Laden. Hmmm, ¿cuanto tiempo llevaba ahi?, las esposas muertas, ¿luego vivas?; ¿Pakistán y su participación o no-participación y "exito compartido"? ¿Funeral islámico o humillación final? ¿Es mas seguro el mundo?, entonces ¿porque la alerta mundial? Me parece que entraremos en una nueva etapa de la lucha contra el terrorismo (que luego se les acabe este enemigo - como se les acabó el comunismo - y se acabará el narco - se creará otro más) para mantenernos ocupados mientras se sigue despojando a pueblos y naciones, y a la madre tierra de sus recursos, derechos y bienestar.

Por eso las preguntas importantes siguen sin responderse, y al igual que con las Torres Gemelas, la Guerra de Iraq, de Afganistán y la crisis financiera del 2008 - las respuestas nos la ocultan. Preguntas de fondo que alguien como yo - que leo y pregunto, (e imagino que como muchos de ustedes) no hay quien conteste.

Y pregunto ¿Como es que los antiguos amigos se continúan traicionado? y ¿como es que los antiguos amigos de EU siguen disfrutando de bienestar? Para mi, si hay un arreglo entre maleantes - ¿no deben pagar todos? Es de todos sabido que Bin Laden, al igual que Noriega, Saddam, Mubarak, Qadaffi, etc., y muchos otros líderes y tiranos han sido creados y usados por el régimen de los EU en sus muchas guerras y acomodos geopolíticos. Una vez inútiles (o incómodos) son descartados y punto. Más que preguntarme ¿quien sera el próximo?, me pregunto ¿como no enjuiciamos los que acompañaron a estos tiranos, dictadores, y líderes corruptos?

Hay un gran ocultamiento de la verdad y mentiras por todas partes (¿no que el Diablo es el padre de la mentira?). Tengo una gran amiga, Crucita que siempre decía "la mentira apesta." Y no puedo mas que taparme la nariz ante tanta mentira de los medios y sus supuestas impresiones y conclusiones de todo lo que implica esta muerte. Lo cierto es que se usará este evento para tomar ventaja en las próximas elecciones de los EU, mientras nosotros continuamos tratando de sobrevivir una crisis financiera donde los mismos que la causaron están (oigan esto mi gente!!!) están dentro de las oficinas asesoras de Obama!!!! (mi abuela diría... esto no tiene madre!!)

Me acabo de enterar en la revista econfix marzo, 2011 que los incentivos (bonos) para los CEO aumentaron un 30% (¿no que la crisis?) mientras el trabajador promedio logra $40,672 al año, pero con le facyor inflación terminan ganando solo $0.58 más a la semana que el año pasado.


Por si no me creen vean el documental "Inside Job: la crisis económica" (ahí lo buscan para verlo streamline o descargar). El Timothy Geithner quien fuera presidente de la Reserva Federal de NY, y quien empujó para pagarle a Goldman Sachs el 100% de sus apuestas contra las hipotecas (aunque en el mercado ya estaban mas bajas! - las pagamos tu y yo ehhh!), es hoy el Secretario de Tesorería de los EU. Mark Patterson, excabildero de Goldman Sachs es hoy jefe de gabinete de Obama, Gary Gensler ex ejecutivo de Goldman Sachs es hoy jefe de la Comisión de Compra-Venta de Futuros, Mary Shapro ex CEO de FINRA (una de las agencias de autoregulación de los bancos que dieron buena calificación a préstamos de porquería) es hoy la jefa de Comisión de Valores de Intercambio... y podríamos seguir. Pero lo cierto es que yo perdí mis ahorros para mi retiro en este juego de Wall Street (que por cierto unos pocos construyeron la crisis y se beneficiaron de ella) y no hay quien me los devuelva (claro se lo embolsaron todos estos multimillonarios!). Claro, luego de los gritos y marchas y presiones de muchas organizaciones frente a este abuso, ni uno solo de los ejecutivos u organizaciones financieras han sido acusadas de fraude de valores o contabilidad, ¡¡¡NI UNO SOLO!!!

Si sueno media resentida, es cierto, lo estoy. Y es que el discurso de Obama lleno de triunfalismo vacío de buenas intenciones me hacen dudar mucho que el mundo sea mas seguro hoy, solo porque Bin Laden murió. Más bien pienso que mientras esta configuración del poder económico y político continue en manos de personas que devaloran la vida y los anhelos de bienestar de millones de trabajadores/as y pobres; este mundo irá de Guatemala a Guatepeor.

De ahí mi querida gente... (y se me está enfriando el cafeeee) que no hay gobierno, partido, ni religión sin verrugas o arrugas. Por eso, Dios nos llama a creer que otro mundo es posible, pero para ello todos/as necesitamos despojarnos de creer en un sistema corrupto y dañado que ya no da para más. Hay que trabajar y entregarnos a la posibilidad de un mundo donde todos/as quepamos, sin que unos pocos saquen ventaja de los muchos; sin que unos pocos declaren guerras sin sentido para muchos y donde mueran nuestros hijos/as, para beneficiar a esos pocos con dinero y poder.

Mi querida gente, hay que comprometernos más con la naturaleza y gastar menos en cosas materiales que para nada nos sirven. Ahorrar la electricidad, comer saludable, en casa con los que amamos. Estos últimos eventos nos llaman a comprometernos con la vida, desde donde estemos, pero ya, a construir y a luchar por un mundo mejor no creyendo en gobiernos; sino en nosotros/as mismos/as.

Si creemos que Dios nos da el poder para creer y para actuar a favor de la vida, no hay de otra. Este es nuestro momento. ¡No queremos mas muerte, queremos más vida!

¡Hasta la próxima! 


      

No hay comentarios:

Publicar un comentario