jueves, 14 de febrero de 2013

Versos amigos



En este día de la amistad
(Tarde pero seguro) ¡Les dedico este poema a todos/as mis amigos/as que en el caminar de la vida han cruzado sus andanzas con esta su servidora en la construcción de un mundo solidario, justo y amistoso!

No por ser este el día de la amistad, reconozco el amor de amigos/as cercanos,
de amigos/as lejanos que me han amado y se han dejado amar.
Aquellos/as que me han dado un saludo, un abrazo, una sonrisa, 
el llanto, la palabra o el silencio solidario.
Aquellos/as que sin juicios me aceptaron tal cual, me ayudaron a crecer,
acogiendo mis fuerzas, reconociendo mí errar.

No por ser este el día de la amistad, reconozco el ardor de la amistad
que conmigo aventurada se fue loca a descubrir, a reflexionar, a soñar y a cantar;
los/as que me ayudaron a entender el bien y el mal; 
¡que no es sencilla la cosa, pero claro su accionar! 

Hmm... ¿amigos de a de veritas o montaje fotográfico?
 No por ser este, el día de la amistad, reconozco los/as diferentes
que disparejo y sin miedo, susurraron a mi oído
lo que es el mundo y su belleza, sus retos y estructura
– los de arriba, (casi) siempre arriba; los de abajo, aplastados; los de en medio,…atorados.
Celebro esa amistad diversa que para vivir bien la vida, me invita a construirla bien
con sentido de justicia, dignidad, de hermandad y paz.

No por ser este el día de la amistad, recuerdo los/as que me amaron bien incondicional,
toda ofensa y agravio, travesura y desatino, mi herir y lastimar,
perdonaron, y en su turno, se dejaron perdonar.
Celebro el cuidado y compromiso de los/as unos/as ya lejanos y en otra realidad,
y celebro en este turno de mi vida, ustedes, los/as próximos/as,
amigos/as de este tiempo, de esta lucha, y de este soñar.

No por ser este el día de la amistad, reflexiono en las veces que no ame de verdad,
que no me entregué de verdad, que no hablé con sinceridad, que no desafié,
que callé y cerré mis ojos a la realidad.
Malgasté la oportunidad de crecer, de sostener, de guiar a los que dije amar.
¡No mas, me llama el afecto! a no volver a temer, a no volver a mirar atrás
y el coraje del Reino, por amistad divina, tomar.

¡Ahhh, pero miento!
Es exactamente por ser este el día de la amistad, cuando tantas personas reales
celebran más allá de la compraventa, la verdadera amistad;
que con bríos renuevo mi compromiso de amar.

Amar con el diálogo que construye, con la búsqueda del justo bien común,
Amar con la paz que me llama a entregarme, sin perderme a mí misma,
Amar con el respeto, la aceptación, el respaldo, el humor, la empatía, la solidaridad,
pero sobre todo… sobre todas las cosas, amar con la libertad,
Libertad que permite al/a que amo alcanzar con los brazos abiertos, su propio soñar.

¡Para ti y para mí, deseo, lo mejor de la Amistad!



No hay comentarios:

Publicar un comentario