sábado, 12 de febrero de 2011

Año 2011, ya nos lleva de camino (con o sin café)...


2011 ya lleva 43 días cumplidos y casi completados. Cuarenta y tres días llenos de actividad.

Mubarak se fue, el ejército queda con promesas de civilidad... pero ya siente las presiones. Algeria no se molestó en pasar la mano a los manifestantes, simplemente no les dejó protestar. Los estados del norte de México amanecen bajo fuego y Elizabeth Taylor en el hospital. Y en Pueblo Nuevo Sitalá se roban por camiones los troncos de los árboles maderables. Assange es "enemigo público #1 y el multiculturalismo es un fracaso para Sarkozy. Siguen los terremotos en Chile y las sequías en Sudán, China, etc. Y en las comunidades indígenas de Chiapas se recoje café que ha madurado tarde por las lluvias del año pasado. Por eso iniciaremos cursos en el SIM el día 19 de febrero... y por eso, su taza de café aumentará de precio.

Mientras me tomo una rica y caliente taza de café, orgánico y solidario con los indígenas, con leche de vaca (de verdad - sacada de la pura ubre); leo que una nueva investigación (otra mas) muestra que las mujeres con los "calentones" de la menopausia (o sea yo) tienen 50% menos probabilidad de desarrollar cáncer del seno... Yeyyyy!!! Pero... hmmm... el mismo estudio asegura que los "calentones" también se asocian a un mayor riesgo de enfermedades del corazón. (O sea que no me salvo ni con mis calentones.)

Café, calentones, sequías, mercado global, terremotos, política... No se porqué, pero siento que todo esta relacionado y extrañamente me acuerdo de Don Samuel Ruiz, quien ya está en ese otro espacio de la esperanza cristiana, como una pieza clave que faltaba en mi armonización.

No dudo que los que se preocupan por el fin del mundo, ante estas nuevas deben sentir la "estupenda" seguridad del fin (con o sin taza de café).

Yo sin embargo, pienso en la rara y maravillosa oportunidad todavía abierta de los 322 días que nos faltan por vivir. Maravillosa (como en asombrosa), porque la expectativa de lo que esperamos alcanzar solo se puede moldear desde nuestras selecciones subjetivas y colectivas del pasado (lo vivido, lo aprendido, lo sentido), en un "nuestro presente, nuestro hoy" que define los recursos, herramientas, la decisión, el plan, la acción. Rara (como en anómala), porque en nuestro contexto de vida se encierra la improbabilidad de nuestro existir en el universo (menos de 0.01% en 4 billones de años).1

Personas como Don Samuel Ruiz y como el pueblo de Egipto, tomaron la rara y maravillosa oportunidad de los días vividos y los por vivir para luchar por "vivir, vivir bien y para que vivamos todos/as."

Como dice mi esposo Ricardo "la tierra gime en su sujeción y nos toca liberarla." Tenemos la rara y maravillosa oportunidad de luchar con y por una tierra mas sana y de construir relaciones humanas más humanas con todos/as los/as que soñamos en un futuro de paz.

Con mi taza de café pienso que las oportunidades matemáticas de alcanzar este futuro se acercan a las de la vida en la Tierra. Improbable quizás, pero no imposible porque estamos aquí.


1. "Mathematical Probability of Life" http://www.science20.com/news_releases/the_mathematical_probability_of_life_on_other_earth_like_planets

No hay comentarios:

Publicar un comentario